Sábado, 24 Enero 2015 00:00

SEXO CIENCIA: CELOS VS. AMOR. La química de los celos

Escrito por lady motel
Valora este artículo
(5 votos)

Hace poco paso un pequeño suceso de una pareja a la que yo pensaba que era modelo de pareja casada: iban al hotel después de 10 años de casados, parecían conocerse bien, ambos tenían sin problemas twitter...
Por ello, ahora digo que no he conozco pareja casada que no sea celosa; parecería que cuando uno se casa se les incrusta el chip de CELOS TURBO. Pocas parejas se pueden jactar de tener una excelente comunicación que evite los celos, los malos entendidos y reclamos a terceras personas.


Definamos los celos como una percepción de amenaza a perder una relación valiosa por un real o imaginario rival; grados de celos hay muchos y parecerían necesario tenerlos a veces también para que la otra persona se sienta querida.
Los celos patológicos se pueden distinguir de los celos normales por la intensidad y la preparación de la respuesta emocional o por una carencia de respuesta razonable y poco objetiva, ya saben la típica mujer que dice a su esposo "Que le miras, te gusta o qué", o el hombre que le dice a su señora " Escuche tu teléfono, acaso me crees tonto, quién es, vamos ya di".
Muchos de los investigadores en este tema han tratado de explicar la relación entre celos y la ilusión de infidelidad, estos indican que los hombres tienen más miedo a infidelidades sexuales mientras que las mujeres a emocionales.
Pero, cuándo hemos pasado el límite de lo normal en los celos? Para contestar esta linda pregunta recordé a un psiquiatra famoso que algo como "lo normal y lo patológico lo divide una barrera: la barda del hospital".
En el caso de los celos cuando son patológicos vienen de ideas sin fundamento, inventadas y no sólo ponen en peligro el funcionamiento de la persona que los experimenta, sino también de la paraje y la relación, terminando a veces en violencia verbal y física.
Pueden existir también factores totalmente neurobiológicos en los celos, es decir por falta o exceso de alguna sustancia que produce el cerebro.
Se ha encontrado que las personas más celosas tiene relación con una baja concentración de una sustancia llama serotonina y oxitocina, extraña es la conexión biológica entre depresión, trastornos obsesivos compulsivos y los celos, ya que en todos los casos se da la misma deficiencia de serotonina.
Recordemos que la oxitocina es llamada la sustancia del amor, ya que cuando iniciamos un romance esta llega al máximo, y a ella debemos el "enamoramiento".
Ahh caray entonces en algo nos hemos perdido? Cuando nos enamoramos sube la oxitocina y cuando sentimos celos baja... y entonces si sentimos celos cuando estamos enamorados ¿??- he aquí mi carita de what-
En realidad nuestro cerebro no mantiene jamás la misma concentración de las sustancias, las modifica generando hasta emociones contrarias de un segundo a otro, además no sólo una sustancia rige una emoción. A+ B no siempre da C en el cerebro unas veces poco de A+ mucho de B da D.
Al inicio del enamoramiento los niveles de serotonina bajan y en vez de eso estamos como una charco de dopamina. Reside en ello un poco la diferencia, entre enamoramiento y celos.
A pesar de todo lo biológico que hoy he contado, nosotros debemos ser capaces de controlar las emociones y mejorar nuestras relaciones personales...

 

 

Marazziti, A link between oxytocin and serotonin in humans: Supporting evidence from peripheral markers.  European Neuropsychopharmacology (2012) 22, 578583

Marazziti Normal and obsessional jealousy: a study of a population of young adults 

European Psychiatry 18 (2003) 106–111

 

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 3802 veces Modificado por última vez en Sábado, 24 Enero 2015 23:51
Más en esta categoría: « MOTEL DIAMANTE Cajuelazo »

2 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.