Viernes, 22 Agosto 2014 00:00

MOTEL ALDAMA

Escrito por LADYMOTEL
Valora este artículo
(2 votos)

El otro día fui a ver "Hoy no me puedo levantar" y fue inevitable recordar que frente al teatro Aldama se encuentra el motel homónimo.
Mi ahora ex novio, era un chico 3 años menor que yo, cuatro centímetros mayor de altura, pero con 19 cm de largo placer. Cuando lo conocí el jamás habita tenido sexo, era completamente "naïve" , ingenuo y moldeable, o eso creí yo.


Los hombres gastan mucho de su tiempo viendo porno, y cuando les llega la hora de la acción piensan que será igualito a lo que vieron.

- Vamos a ir al hotel que está enfrente del teatro, a la otra calle de la casa de mi abuela-
- Estás seguro que quieres ir ahí?
- Sí, aunque tu entras y pides la habitación, yo jamás he pedido, es más jamás he entrado a un hotel- Me dijo con cara de miedo y placer.
Al entrar y pedir la habitación el chaval temblaba como quien tiene miedo para entrar la casa del terror.
Abrí la habitación y sentí ya como me nalgueaba y me quitaba la ropa con deseo desenfrenado.
De repente se detuvo como si se hubiera congelado.
- Tu crees que las sábanas estén limpias?-
- Sí- le dije para que dejara de preguntar
- Ya habías venido antes?
- Obvio no.
- Entonces ¿Cómo sabes?

En ese instante distendió la cama para asegurarse que todo estaba limpio, luego entro al baño y checo que saliera agua caliente.
El chaval no sabía ni tocar y mucho menos provocar un orgasmo con los dedos. Creía todo lo que había visto en las porno; su erección era buena, pero no al grado de poder hacer lo visto por los protagonistas afroamericanos.
La forma de quitarme la ropa era malísima. Por favor hombres la idea de quitar la ropa y tocar a su parea es para calentar y mejorar la diversión posterior, no lo hagan como si fueran canivales.
Me puso- ahhhmmm no error-...
Me puse en cuatro y fui enseñándole cada posición que hasta ese momento yo conocía. Lo único que si tengo que reconocer es el chaval conocía su potencial y como moverlo, fue uno de los primeros hombres en provocarme multiorgasmos.

-Así huelen los flujos de las mujeres? -preguntó después de uno de mis primeros orgasmos
- No sé, pero yo sí, así es mi olor.

La clase de posturas y calentamiento siguió, el chaval tenía buena condición, el total de la sesión fue de las 5 horas del motel.
Luego en la ducha me dijo que quería aprender a tocarme, así que la clase de dedeo se dio con todo y práctica.

La verdad el niño mejoro mucho en cada clase, y el asco por las sábanas se le quito después de la segunda sesión multiorgasmica.

Que tiempos aquellos cuando era más chica...

Hotel Aldama
Barato y limpio, aunque sin cosas exóticas como potros.
Precio, menor a 200 pesos la habitación.
Calle Rosas Moreno, saliendo del metro San Cosme.

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 4743 veces

3 comentarios

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.