Sábado, 19 Julio 2014 00:00

MOTEL Y VILLAS LUA

Escrito por Lady MOTEL
Valora este artículo
(3 votos)

Hoy mientras comía unas ricas fresas con crema en un restaurante S. recordé una de las veces más románticas que he estado con Xy.
Xy no es muy tierno, de hecho tiene cara de rudo, rudísimo, pero ese día con la idea de hacerlo como dos grandes amigos y amantes que somos decidimos ir al hotel Lua, ubicado atrás del hotel Pasadena, sobre la avenida Patriotismo. Entramos tímidamente por la pequeña puerta, pedimos la habitación y subimos besándonos el elevador, tomados de la mano: era tan meloso que sentía que ya casi había miel en el piso.

 


El cuarto era muy espacioso tenía una salita, un gran espacio entre la cama y el jacuzzi y sillón kamasutra. En la cama había unos cisnes elaborados con toallas, una cosa que jamás me ha gustado, pero sé que las señoritas mucamas se esmeran mucho en hacerlos. En medio de los "toallianimales" había una rosa roja hermosa.
Iniciamos tomando las fotos, sin embargo la luz no era muy buena ni generaba un buen ángulo para fotografiarme, asñi que mejor llenamos el jacuzzi. Es uno de los jacuzzis más grandes que he visto, sin embargo a como nos costo entender como salía el agua; sentada ahí esperando a que mi hombre entrara miré los lavabos y ohh sorpresa: había dos igualitos; mi mente chochambrosa voló y voló... que tal si había dos lavabos para en uno subir a tu pareja y hacer extrañas posiciones y el otro de verdad lavarte las manos?

Le dije mi idea a Xy y él sólo me miró como diciendo: NO ES MALA IDEA.

En el jacuzzi Xy cabía perfectamente, así que nos permitió hacer posturas donde casi todo su cuerpo se cubría. Me beso, me cerro los ojos para sacarme cargando del jacuzzi, me seco como si fuera su pequeña muñeca y me sentó sobre un sillón kamasutra. De pronto mis piernas se abrieron y sentí sus dedos que se movían dentro de mí al compas de los besos en el ombligo. Me levantó y pronto sentí que se había acostado y que yo iba a cabalgar sobre él.
Mis ojos seguían vendados y justo cuando llegue a mi primer orgasmo de nuevo me cargó hasta llevarme a la cama, los besos en las piernas iban subiendo hasta llegar a mi ingle donde generaban un cosquilleo tan especial que sólo XY lograba. Los besos siguieron hasta llegar a mi boca, al mismo tiempo que su miembro en mí. Mis gemidos iban en aumento, hasta llegar a la explosión final.

En el segundo round aun con mis ojos cerrados, resbalo la rosa por todo mi ser, tocando centímetro a centímetro de mi piel; un vino tinto resbalaba sobre mis curva, hacía buen maridaje conmigo.
Sentía algo frio sobre mí. Cuando me quito la venda de los ojos, para mirarme con esa ternura única, me di cuenta que me encontraba cubierta fresas en mis pezones y mi pelvis. Las tomaba con la boca mientras en un tazón las sumergía en chocolate....

-Ah, caray ¡¡¡ Son para ti todas?
-No, aquí hay chocolate para ti- contestó
Tomé la botella de chocolate, apreté para disiparle y no me detuve hasta llenar todo su cuerpo; era como un chocolate gigante.

Termine comiendo chocolate con leche...

Ahora que casi me termino mis fresas... y si para la otra hacemos fresas con crema, en lugar de chocolate?...

 

 

 

HOTEL Y VILLAS LUA
Avenida patriotismo 686.

Habitación sencillas $450
Con jacuzzi $750- 850

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 1858 veces Modificado por última vez en Sábado, 19 Julio 2014 00:35

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.