Viernes, 27 Junio 2014 00:00

Lo que pasa en Cancún se queda en Cancún

Escrito por LADY MOTEL
Valora este artículo
(3 votos)

 

El viejo adagio de lo que pasa ahí, se queda ahí, aplica muy bien en Cancún. Hace casi 4 años fui a un congreso, ya saben que en los congresos el 80% de las personas se va a escuchar ....

 

Pero la playa porque las ponencias no. Una de esas veces que me escape de una ponencia fuimos a parar mi pequeña Remi y yo a Xcaret, un gran parque del cual siempre me ha sorprendido la mercadotecnia y la forma en la cual se trata a los empleados, así como su logística. Pase por mi chaleco para meterme al rio subterráneo y en la entrega de aletas un chico me pregunto mi nombre. "El costeño", como le llamaré, me dijo que le gustaba y que me estaría cuidando todo el parque porque unas piernas asó podrían perderse. Intercambiamos números de celular y estuvimos viéndonos cada vez que él se podía escapar de su puesto. Al salir nos acompaño al espectáculo final y nos dimos un tremendo faje que la temperatura ambiental se era fría con respecto a nosotros.
Quedamos de vernos al día siguiente en mi hotel en Cancún. El chico viajo de Playa del Carmen a Cancún y lo llevamos al hotel en donde ya nos esperaba otro hombre que mi amiga había conocido. Mi idea macabra era...

Después de la cena Remi y su lanchero salieron a caminar a la playa, mientras que yo y mi costeño cogíamos agradablemente al calor de la pasión de "amor " a primera vista. La excitación era tanta que no supe en que momento termine en la cama de Remi y con unas mordidas salvajes en la espalda.
Coger por coger no es placer, pero cuando el placer entra desde la vista, ni quien se niegue. En la noche mi costeño se quedo, la pobre de Remi durmió solita porque su hombre se había ido. Nos acostamos y la calentura ganó, las posiciones eran discretas porque ni modo de hacer mucho ruido, al parecer mi amiga estaba dormida. Unas metidas de ladito, otras de cuchara, hacer perro lastima no se podía. Ni hacia falta quitar la tanga, con hacerla de lado bastó. Mis gemidos eran ahogados con las sabanas y a base de besos. Estábamos tan calientes que decidimos a base de miradas salir a la playa y tener hacerlo ahí. Con más libertad pude ponerme en 4, pero la arena se empezaba a meter por lugares raros, empezó a darme comezón.
La noche fue un desvelo total. Ese cuerpo tan trabajado que tenía no era para menos, el ejercicio que le dejaba jugar pelota maya no era para nada despreciable. A la mañana siguiente despertamos abrazados y desnudos, Remi me dejo un recado ME FUI A TULUM DIVIERTETE.

Ya en el avión de regreso al DF Remi me djio AMORE MIO GRITAS MUCHO, ME TUVE QUE PONER PAPEL PARA NO OIRTE.

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 1641 veces Modificado por última vez en Viernes, 27 Junio 2014 23:53

2 comentarios

  • Enlace al Comentario David Sábado, 28 Junio 2014 04:32 publicado por David

    Como siempre muy buenas tus historias besotes

  • Enlace al Comentario @F_CHAIN Sábado, 28 Junio 2014 00:38 publicado por @F_CHAIN

    Con estos pasajes hasta dan ganas de ir de nuevo, felicidades

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.