Domingo, 15 Junio 2014 00:00

CO_ER O NO CO_ER ESE ES EL DILEMA ...

Escrito por LADY MOTEL
Valora este artículo
(2 votos)
coge o no coge o no LM

Ver culos, tetas y pitos por la calle es normal, los periódicos, los anuncios y hasta las películas lo muestran con mucha naturalidad, unos más destapados que otros, imaginen que harían muchos sin ver esas contraportadas monumentales de mujeres con diminutos vestuarios, y cuantas dedicadas a ellas¡¡¡. Actualmente la sexualidad es parte dominante de nuestra cultura, basta darse cuenta que la industria porno vende aproximadamente 4 millones de dólares por año con videos, de esos sabrosos y hasta en HD (así quien no quiere ser actor porno).


El aumento de aceptación y de disponibilidad, hasta de scort (la versión elegante de las prostis) , ha estimulado a una conducta donde las personas son incapaces para controlar impulsos sexuales, casi una adicción sexual, o a lo que muchos otros llaman desorden de deseo sexual excesivo o hipersexualidad o comportamientos sexuales excesivos, la verdad aun no se sabe donde podría encajar o ser colocado dicha sintomatología.
Y han de decir ustedes: ¿qué te importa dónde la encajan... la patología? , mejor ya di qué chingados es¡¡¡

Seguramente han escuchado la celebre frase " Le dicen la carreta, porque jala con todos" ... aquí sí aplica y muy bien. Algunas personas detectadas como hipersexuales en un estudio en Gringolandia se caracterizaban por tener impulsos tanto físicos como sexuales sin pensar en repercusiones( se comen hasta lo que no les toca); había otros que sus obsesiones eran también relacionadas con trastornos obsesivos compulsivos (imaginen a alguien que en lugar de lavarse las manos cada minuto, piensa en ver tetas cada minuto), eso lo hacían para reprimir su ansiedad y minimizar los temores a ser lastimados en una relación. En otras personas la hipersexualidad se debía a conductas riesgosas como pachequearse, y cuando son tratados vuelven a la normalidad.
Una característica es una conducta compulsiva sexual es que no se ven las consecuencias negativas, son entonces una escapatoria del dolor físico o mental o simplemente al estrés; lo malo es que se genera un ciclo, ya que se usa como la principal forma de arreglar los problemas, lo que después crea desesperación y preocupación.
Otra característica es el uso de parafilias como exhibicionismo, voyeurismo, la pedofilia, el masoquismo sexual, sadismo sexual, fetichismo, el froteurismo (déjeme quito la sangre porque me mordí la lengua) las cuales inician en la adolescencia y a mediados de los 20s, aunque también se relaciona con la pornografía, prostitución y las relaciones extramaritales.
Obviamente el problema no es ni con cuantas, ni con quienes lo hagas... mucho menos que tan bien lo hagas, el problema real son las enfermedades de transmisión sexual y la idea emocional del sexo, es decir que tan angustiado te sientes sin coger, o si terminar rompiendo conexiones personales por sólo satisfacer el deseo sexual, y por último, la vergüenza y la culpa... eso seguramente en menor medida.
Nadie puede negar que no es rico sentirse relajado a través de una buena terapia oral diario, pero que sucede cuando....

Esta historia continuará

 

Basado en 

Fong, T.W. Understanding and Managing Compulsive Sexual Behaviors. Psychiatry 2006  51-58

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 2061 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Junio 2014 01:28

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.