Viernes, 14 Febrero 2014 00:00

TU PRINCESA AZTECA

Escrito por LADY MOTEL
Valora este artículo
(1 Voto)

Sí para el 14 de febrero no hay dinero, no te apures que yo te recomiendo uno bueno...

Hace bastante tiempo salía con un chico.. H... su nombre empezaba con H muda, como él. Era sumamente callado y cuando hablaba santo señor, que cosas decía sobre sexo¡¡¡


Tenía un poco más de 30 años, a lo más 35, pancita chelera como me gustan y una nariz chistosa que iba muy de acuerdo a su miembro. Lo conocí en un café, trabajaba en una oficina cerca de la mía, y salía siempre a la misma hora que yo.
Fuimos al cine a ver muchas y muy buenas películas, y manosearnos mientras eso pasaba. Por desgracia besaba como perro, babeando todo y cada lengüeteada me recordaba a cuando los perros tiene sed.
Llego el momento en que decidimos ir al hotel. Nos quedamos de ver sobre Tlalpan cerca del estadio. Por primera vez mucho antojo no tenía, algo me latía que no rendía bien.
Caminamos y elegimos un hotel llamado REAL AZTECA; la verdad cada vez que había pasado por ahí, pasaba un tanto desapercibido, por afuera me parecía pequeño pero una vez entrando me recordó a esos hoteles donde uno va a descansar a la montaña, bastante acogedor, como para pasar la noche completa. La verdad me sorprendía el precio del lugar y la sencillez de las personas.
La limpieza era perfecta para mi gusto, y el decorado iba tan acorde a esa idea de sentirme fuera de la ciudad.
Una cama King enorme, tan enorme que me dieron ganas de saltar sobre ella, y así lo hice, cual lolita que parezco.
Los besos empezaron, o más bien las babeadas, lo peor es que ni me calentaban; el sol calentaba más en esa noche de luna llena. Era extraño ni me había mojado, pensaba que cuando viera el miembro me emocionaría, pero por desgracia eso no paso. Chones con agujeros dejaban ver mucho más de lo que yo deseaba. Mi risa interna dejaba entre verse en mi sonrisa.
Cuando por fin empezamos a hacer posiciones no duro más de 10 min cuando sudo por completo y hasta tiraba sudor sobre mí. Lo peor es que no era un sudor lindo, era raro, bastante frio, me quitaba emoción. Ni 15 minutos pasaron cuando el hombre termino.
La verdad y ante tal cosa, preferí meterme al baño a disfrutarlo mientras miraba las piedras que lo decoraban. Necesitaba por lo menos un orgasmo, así que use mis manos recordé de, como dirían los españoles, otros buenos polvos echados en otros lugares, y me lo imagine bajo la regadera. Tantos y tan buenos hombres han pasado por mis armas, que fue fácil ponerme húmeda. Arquitectos, médicos, comunicólogos, fotógrafos... todos me habían dado tan buenos placeres que sería complejo resumirlos en uno sólo orgasmo. Los hombres de mi vida para los cuales soy su reina azteca. Mis gemidos se han cada vez más sonoros desde el baño, tanto que el señor H llego para preguntarme que pasaba.
- No pasa nada, sólo aquí jugando- contesté

Hubiera sido mejor haber elegido la habitación con jacuzzi, para poder recargarme mientras me tocaba, porque la intensidad de mis dedos y mis pensamientos eran tan fuertes que hacían temblar mis piernas.
Cuando por fin llegue al máximo de excitación grite de tal forma que el hombre entro súbitamente y abrió el cancel para ver mi cara de placer.

Uff¡¡¡¡.. será posible no usarme y disfrutarme lentamente. Eso sí la reída por los chones ni quien me la quite...


Hotel Real Azteca
Calzada de Tlalpan N° 3441 Col. Santa Ursula Del. Coyoacan

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 1767 veces Modificado por última vez en Viernes, 25 Abril 2014 14:35

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.