Imprimir esta página
Domingo, 09 Agosto 2015 00:00

LA BOMBITA Y OTRAS HISTORIAS DE CÓMO PARAR LO CAÍDO

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)
egolady egolady ladymotel

La disfunción eréctil es definida por los médicos como la inhabilidad para tener o mantener une erección suficientemente satisfactoria en una relación sexual (o lo que es igual, que no se te pare, o que se te para pero no sirve bien a ojos de tu señora), y es tan vieja como la misma vida del hombre, hasta decían que el rey Luis XVI la tenía desde los 15 años.


Pero, ¿Por qué es lo que debe pasar en el cuerpo para que el miembro responda efectivamente? Para tener una buena erección muchas cosas deben de pasar; inicialmente se incrementa la producción de algo llamado óxido nítrico (NO) y de guanosina monosfosfafo cíclica, lo que provoca que los canales de calcio se cierren y con ello una disminución del calcio dentro de las células que dan como resultado una relajación en el músculo liso.... Ósea, para ponla dura hay que relajarla.
Eso se debe a que la relajación permitirá la dilatación de las venas y la entrada de sangre, y es entonces cuando vemos el miembro como brazo de albañil... venoso, venoso.
Dentro de los factores de riesgo para tener disfunción están: diabetes, obesidad, colesterol alto, hipertensión, alcohol y fumar.

Pero si ya se conocía desde la antigüedad, ¿Cómo se le hacían para no quedar mal?
En la antigua Roma y Grecia los tratamientos consistían en cargar talismanes de gallos o ingerir los testículos de animales como cabras y conejo o lobo, y si el sabor no les gustaba o seguían sin tener paro efectivo, entonces tomaban semen de halcones y águilas.
Durante mucho tiempo se creyó que la impotencia era debida a demasiada masturbación y que la perdida "voluntaria" de esperma era la que daba la disfunción (y eso que no veían porno); hasta un doctor de apellido Salomón inventó un bálsamo para evitar tocarse y consistía en Brandi, cardamomo y otras especies que se frotaban en el miembro, para luego tomar un baño con agua bien fría... santos dolores de huevos Batman.
En el siglo XVII otro médico probó la administración eléctrica –toques, toques- en testículos, pene y columna vertebral, pero hasta el mismo decía que era desagradable y doloroso.
Ya en el siglo XIX con el descubrimiento de la testosterona en la función eréctil se utilizaron otros métodos como la inyección de extractos de testículos de perro y cobayos, para luego intentar el trasplante, lo cual fue un completo fracaso.
1998 fue el año en que se descubrió que un medicamento usado cardiopatías también era útil para la disfunción eréctil: LA SANTA PASTILLA AZUL¡¡¡
Otro método mecánico no invasivo utilizado para tratar la disfunción es el algo llamado "dispositivo de vacío para erección", que técnicamente es una bomba de vacío que genera una presión negativa en el pene, y así aumenta el flujo sanguíneo y al final da una bien merecida erección.
En 1936, Nicolos Bogoras formó el primer implante de pene utilizando cartílago de las costillas y el hueso, pero por desgracia fue reabsorbido por el cuerpo unos pocos años después de la implantación, eso se notaba porque se volvía a hacer flácido. Esta idea fue modificada rápidamente por el cirujano ruso Dr. Anatolii Frumki quien utilizó un método similar al reconstruir los genitales de las víctimas de guerra que sufrieron amputaciones, sin embargo, se encontró con problemas similares a la reabsorción y sobre todo con infecciones. Ya en 1950 se utilizaron barras de acrílico como implantes de pene, pero el material se infectaba o modificaba fácilmente, por lo que fue cambiado por una goma con varilla y silicón
Muchos cambios han tenido los implantes, pero en todos la idea es generar una erección lo más natural posible, lo que significa que en estado flácido se vea relajado y erecto sea duro como roble, y claro, sin infecciones.
Actualmente algunos modelos permiten tener el miembro doblado cuando se quiere ocultar y tener una erección a voluntad gracias a una placa de cobre y el mecanismo que le permite ser semirrígido.

Bombitas y remedios van, bombitas y remedios vienen, pero no hay nada mejor que cada quien conozca su miembro a consciencia y lo quiera ( eso incluye lavárselo y cuidárselo).

 

 

Modificado del artículo
Gurtner, K.   Saltzman, A.,Hebert, K.  Laborde, E.     Erectile Dysfunction: A Review of Historical Treatments With a Focus on the Development of the Inflatable Penile Prosthesis. American Journal of Men's Health
1– 8 ( 2015)

Información adicional

  • content_type: blog
Visto 4163 veces Modificado por última vez en Sábado, 15 Agosto 2015 22:51

Lo último de Lady Motel

1 comentario